Retrospectiva: Juan Camus, una vida de éxitos.

A tu lado me siento seguero.

En 1956, Clair Cameron Patterson calculó la edad de la tierra casi a ojo, como lo haríamos bajo las luces de una discoteca para evitar el bochorno o el calabozo. El húngaro Ignaz Philipp Semmelweis descubrió que lavarse las manos antes de un parto bajaba la mortalidad de los pacientes en un 90%. En el 1962, durante la Crisis de los Misiles de Cuba, y en el 1983 tras una falsa alarma, Vasili Arkhipov y Stanislav Petrov retrasaron respectivamente la guerra nuclear, por ello son considerados salvadores de la humanidad. (No por mucho tiempo, como tristemente descubriríamos más tarde.)

¿Qué tienen en común estos personajes? Todos ellos han sido grandes figuras de la humanidad frecuentemente olvidadas. Pero, por suerte, esto no le ha sucedido al personaje al que hoy dedicamos nuestra retrospectiva: Juan Camus.

Pocos lo sabréis, pero Juan Camus participó en un popular concurso de Televisión Española (sí, antes había televisiones diferentes en cada país) allá por 2001, en el que no tuvo un papel muy destacado pero que le sirvió para editar su primer trabajo en soporte óptico y no, ¡sorpresa!, no fue un videojuego, fue un disco. Sí amigos, Juan Camus era cantante.

Es normal que esa faceta menos prolífica de su carrera se haya olvidado, ya que todos nosotros estamos más acostumbrados a sus trabajos post 2017, año en el que nos hizo el favor más grande que nos podía hacer: cambiar la música por los videojuegos.

Echemos un vistazo a su entrada en la Wikipedia, que he podido rescatar de unos servidores antiguos que he cambiado por unas magdalenas rancias del Día que me encontré en el bolsillo cuando me desperté esta mañana.

Trayectoria profesional (opcional hasta 2017)

Juan Camus nace en Santander (Cantabria), donde vivió durante sus primeros 10 años. Posteriormente su familia se trasladó a Madrid y es allí donde comienza a interesarse por la música.

2001: Operación Triunfo
No sabemos si llegó a cantar en alguna gala.

2002: Las cosas que nunca te dije
En el 2002, siguiendo con el éxito del programa, publica su primer álbum “Las cosas que nunca te dije”.

2003-2005: Exit
En el verano del 2003 publica su segundo álbum, “Exit”.

2004: Gran Hermano VIP
Juan participa en el programa concurso “Gran Hermano VIP”, quedando en segundo lugar.

2008-2010: El milagro de la Navidad
En noviembre del 2008, Juan publica su tercer trabajo en solitario, “El milagro de la Navidad”.

2011-2012: Phoenix
En 2011 lanzó al mercado su versión acústica personal del éxito de Britney Spears “Baby One More Time”. Con fecha 11.11.11 lanzó “Phoenix”, cuyo primer single lleva por título “Contigo”.

2013: One more time
En 2013 presentó el single “One more time” en inglés y “Una vez más” en español.

2013: The power of love
A finales de 2013 presenta “The Power of Love” a través de su web oficial.

2014: Sobreviví
En 2014 publica “Sobreviví” (una adaptación al castellano y a piano del clásico de Gloria Gaynor “I Will Survive” que alcanza el número 1 en iTunes en la categoría World).

2015: Balloon
En 2015 fue Productor Ejecutivo del corto de animación “Balloon Balloon”.

2015: The Dough
En 2015 es productor ejecutivo de la mini serie australiana “The Dough” junto con Jane Badler.

2016: Enamórame & Fall In Love
En 2016 publica los singles “Enamórame” y “Fall In Love” con Jane Badler. Es un dueto que alcanza el número 1 en iTunes en la categoría World.

2016: Against All Odds (Take A Look At Me Now)
En 2016 publica un single de forma gratuita para dar las gracias a sus fans por seguirle durante sus 15 años de carrera profesional. Se trata de su versión del tema de Phil Collins “Against All Odds (Take A Look At Me Now)”.

2016: Me cuesta tanto olvidarte
En 2016 publica este single grabado en Londres y producido por él mismo como homenaje a su padre, que falleció a consecuencia de un cáncer. Se trata de una versión de la canción de Mecano “Me cuesta tanto olvidarte”.

2016: OT El Reencuentro
En 2016 participa en OT El Reencuentro, que consta de tres documentales con motivo del 15 aniversario de OT Gestmusic. En esta etapa se encuentra en Londres, desde donde dirige sus empresas.

(Y llegamos a la parte interesante de su vida. Su faceta como creador de videojuegos.)

2017: Boardy Jump

Primera incursión en lo que sería un punto de inflexión en su vida, Juan Camus participó como productor ejecutivo de “Boardy Jump”, un juego para Android que vió la luz en marzo de 2017. Aunque hoy el juego se recuerde con mucho cariño, lo cierto es que tuvo unos inicios difíciles. Su campaña de Kickstarter no terminaba de arrancar y obligó a Juan Camus a endeudarse más de lo que hubiese querido. Además, se dieron cuenta tarde de que competía en fecha de salida con uno de los acontecimientos del año, la aparición de la Nintendo Switch. Por todo esto, Boardy Jump no terminó de tener el éxito que merecía.

2019: Boardy Jump Part 2
Tras perder mucho dinero con el primer Boardy Jump, Juan Camus pasó un tiempo viviendo en la calle pidiendo dinero. Tardó más de un año en poder recaudar los 20€ que le faltaban para saldar completamente su deuda, pero lo consiguió. Como no tenía más recursos pero quería triunfar en el mundo de los videojuegos, en marzo de 2019 publicó “Boardy Jump Part 2”. Básicamente era el mismo juego pero le cambió el título, con lo que consiguió algunos beneficios netos sobre todo de la comunidad miope, que en un alto porcentaje confundió el título con The Last Of Us Part 2. Su política de no devolución del dinero hizo el resto.

2020: Let it die
Su siguiente juego fue un experimento raro. “Let it die” nos proponía un plataformas de scroll horizontal en el que nuestro objetivo era morir a toda costa. Los enemigos y trampas que había por toda la pantalla nos trataban de esquivar con todas sus fuerzas, pero el jugador tenía que ser más listo y más rápido y conseguir caer en sus zarpas 3 veces antes de pasar a la siguiente pantalla.

2022: Feed yourself
En esta ocasión, Juan Camus flirteó con la cuarta pared en los videojuegos. “Feed yourself” proponía un walking simulator con looteo de diferentes ingredientes y una receta escondida en cada fase. Si conseguías reunir los ingredientes y encontrar la receta secreta, un mensajero aparecía en tu puerta con el plato preparado para que lo pudieras degustar.

2023: Camus versión Juan
Tras sufrir un estancamiento en el apartado gráfico de sus juegos, Camus se enfrascó en la titánica tarea de crear un motor gráfico que le permitiera explotar toda su creatividad. Así que escribió él mismo en código máquina un motor que aprendía de sus errores y mejoraba con cada versión automáticamente. Un motor gráfico para gobernarlos a todos: “Camus versión Juan”. Rápidamente empezó a venderlo a las demás compañías, que vieron el claro potencial del proyecto. Hideo Kojima llegó a comentar que tal vez con el Camus versión Juan conseguiría contar la historia que nunca pudo llevar al videojuego por falta de medios.

2026: VR que R
La lenta penetración de la tecnología VR en los videojuegos se vio acelerada por la aportación de Juan Camus en este campo, las “VR que R”: unas lentillas que, a diferencia de todas las demás, se instalaban en el interior del párpado y no en el ojo, lo que permitía que solo funcionaran mientras se tenían los ojos cerrados. Lo que solucionó el principal problema que tenía hasta ahora la realidad virtual, la cara de gilipollas mientras juegas. Ahora podías disimular mucho mejor y hacerte el dormido mientras desnudabas lolis virtuales.

2029: Compilación Triunfo
El imperio Camus seguía creciendo gracias a los beneficios que le proporcionaban tanto el motor gráfico Camus versión Juan como las lentillas VR que R, así que Juan decidió tomarse un respiro creativo y meterse de lleno en el único mundo en el que no había conseguido triunfar, el de la televisión. Así que fundó su propia cadena, en la que solamente se emitía un programa las 24 horas del día: “Compilación Triunfo”. Compilación Triunfo reunía en una casa llena de cámaras a 12 programadores noveles que tenían a su alcance todos los recursos posibles para crear un videojuego cada uno. En la gala semanal, un jurado de expertos con Nacho Ortiz a la cabeza decidía qué videojuego era eliminado, y a su creador se le cortaba un dedo de la mano y se le permitía comenzar de nuevo a programar. Este hecho hacía que cada vez fuera más difícil programar el juego y demostró que la perseverancia es una virtud poderosísima al proclamarse ganador Pepe Sado, que ganó el premio de 12 millones de pesetas tras 10 semanas seguidas en última posición.

Pepe Sado

El Sr. Sado feliz al proclamarse ganador de Compilación Triunfo

2030: Paqui Pallá
Este fue el último juego de Juan Camus antes de su digitalización, y tal vez el que se recuerda con más cariño entre los fans. A día de hoy se sigue jugando a “Paqui Pallá”, un mundo abierto protagonizado por Francisca Brona en el que todo el mundo la mandaba a muchos sitios pero a ella no le importaba, porque le gustaba andar para mejorar la circulación. Se sigue jugando porque en ese mundo siempre hay cosas que hacer. El juego no tenía historia ni estaba sujeto a número determinado de misiones. El mundo creado por Juan Camus y su motor gráfico Camus versión Juan era tan vasto y tan rico que siguió evolucionando por sí solo a través de los años, creando nuevos recados para Francisca, que no envejecía nunca ni se cansaba de andar.

2030: Adulterio digital
A finales del 2030 Juan Camus sufrió un duro golpe al descubrir que su pareja le estaba engañando con su Camus Versión Juan. Esta lo abandonó llevándose la mitad de su fortuna, lo que obligó a Juan a tirar de un paquete de Nobel que tenía escondido para emergencias. Las últimas palabras que su mujer le dirigió fueron: “Camus Versión Juan es más hombre de lo que tú fuiste jamás”.

2032: Digitalización de Juan Camus
En el año 2032, el gobierno mundial decidió que la grandeza de Juan Camus había sobrepasado los límites de lo humano y lo declaró Patrimonio de la Humanidad, decidiendo a su vez digitalizarlo para que jamás nos dejara. Todo el mundo quería a Juan Camus, la raza humana le debía tantas cosas… Una vez digitalizado, su cuerpo físico se echó a los perros. Sus últimas palabras fueron: “Ahora yo seré más máquina de lo que él nunca fue jamás”.

Después de eso, un becario derramó su café del Starbucks sobre el servidor que contenía todos los datos y fulminó en un instante la carrera más meteórica jamás vista en la industria del videojuego. A día de hoy sólo nos queda su legado y una estátua en la plaza Picadilly Circus de Londres, ya que Juan Camus renunció a su nacionalidad tras su fracaso en el mundo de la música.

Y esta es la historia de cómo España dejó pasar la oportunidad de significar algo algún día en el terreno del ocio electrónico.

EPÍLOGO

2038: The Gift
Varios años más tarde vió la luz un juego de Camus inédito hasta la fecha (por lo visto encontraron el código en una tarjeta de memoria que encontraron en los excrementos de un perro). Llegó incluso a ser incluído en la lista de mejores juegos del año 2038. Un analista le dedicaba estas palabras:

“Fue THE GIFT uno de esos juegos que no te esperas, como la primera vez que vas a un club liberal con tu libro de von Mises. En THE GIFT tomas el papel de Anam, una niña Koreana elegantemente sexualizada a la que un bote de laca en mal estado le otorga el poder de controlar su pelo como si cada cabello fuera el tentáculo de un pulpo (del mismo pulpo). La acción se desarrolla por las calles de Cáceres.”

4 comentarios

  1. Lo teníais escrito antes de la encuesta en Twitter. Ventajas de venir del futuro, supongo.

    • Claro. Pero...si no hubieramos publicado la encuesta en el twitter del pasado...la habría escrito? Piensa en ello.

  2. Pues nada, se ve que me quedaré con las ganas de un RE4 juan Camus' Cut por las calles de Cáceres.

  3. La retrospectiva que todos necesitábamos o necesitaremos en algún momento de nuestra vida. Una historia sobre una persona inspiradora e respiradora, algo a lo que recurrir en momentos difíciles para buscar iluminación y guía. Aún recuerdo la primera vez que vi al pequeño Juan, marginado por todos, excluido y con razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *