Star Wars Battlefont Episodio II: La vergüenza contraataca

Siempre me he considerado un tío con criterio. Soy seguero, lo cual ya es una buena prueba de ello, pero en todos los aspectos de la vida me veo lo suficientemente versado como para que mi criterio sea superior al de los demás. No obstante, a veces, no puedes evitar estar mirando el periódico y ponerte de mala leche leyendo las noticias, por lo absolutamente subnormal que es la gente. En general, pero vayamos al caso concreto.

Yo cuando voy a analizar un juego de Sony.

En estas últimas semanas ha habido cierta polémica con EA y su Battlefront 2 ya que al parecer para desbloquear todo lo que ofrece el juego era necesarias 4500 horas de juego o 2400€ en “micropagos”. Y claro, hordas de mongolos salieron de los foros más ilustres de los internets contra las oficinas de EA para denunciar el abuso que ello suponía y promover un boicot contra el juego como si se tratase de un fuet de Vic cualquiera. Incluso Bélgica, no me hagáis hablar de Bélgica que me caliento, denunció que las loot boxes eran una suerte de juego de azar dirigido a menores y que ellos no lo iban a permitir en su sacrosanto territorio. Y claro, los álbumes de cromos de fútbol son triciclos.

Consideraciones:

1.- EA. Electronics Arts. Quien critique a esta compañía por querer exprimir a sus clientes es, y me vais a perdonar porque esta palabra la voy a usar varias veces en esta reseña, subnormal. EA es el segundo ente más maligno del mundo de los videojuegos. Su historial de maldad es tan grande y tan extenso que esto no es más que una mera anécdota. Cada vez que compras un juego de EA muere un cachorrito y es posible que incluso los propios discos y cajas de los juegos estén hechos de cachorritos y que ellos mismos beban champagne de cachorrito para celebrar estas fiestas venideras. Quien compra algo de EA ya sabe lo que hay.

2.- Los que critican a EA por la mierda esta de los desbloqueables son subnormales. ¿Quién es su sano juicio necesita desbloquear todos los trajes de la princesa Leia? ¿Cuándo dejó de ser esto un videojuego y se convirtió en la puta casita de la Nancy? ¿Cuándo nos convertimos todos en nintenderos? Y no solo esto de los vestiditos, sino todo el concepto de jugar online es una mariconada antisocial. Vale que Sega inventó el juego online con la Dreamcast (uno de sus escasos errores) pero la perversión de sistema ha llegado a unos límites atroces. Los hombres no juegan online. Los hombres juegan y se emborrachan con otros hombres juntos en la misma habitaciones mientras hablan de sus cosas de hombres o luego ven Brokeback Mountain que es un peliculón de hombres. Pero esto de jugar con el pinganillo con niños rata de todo el mundo es una mariconada.

Os contaré una anécdota. A principios de Octubre fue la Games no se qué en Barcelona, así que los miembros de esta santa página aprovechamos para hacer una gamerahcon y visitar dicha feria. Y allí fuimos Kete y yo con los niños. Íbamos de incógnito así que apenas nadie nos reconoció. Solo la camiseta oficial de la página y unas luces fosforito parpadeantes con lo que pudimos tener una tarde bastante tranquila. Me pareció un evento horrible con un inmenso rebaño haciendo cola para probar cosas que en su mayoría ya habían salido, y la verdad es que Kete y yo nos agobiamos en seguida aunque los niños se lo pasaron muy bien. Así que bueno, si tenéis niños vale la pena ir con ellos porque lo disfrutarán. Me estoy desviando del tema. El caso es que en nuestro peregrinar por los pabellones llegamos al de los eSports… Jamás he sentido he sentido tanta vergüenza ajena del ser humano como en ese pabellón y en ese momento. Había una especie de anfiteatro con unos pocos cientos de personas pero llena hasta la bandera que veían a 5 subnormales jugar al League of Legends en unos atriles como si fuesen estrellas del rock o del porno. El momento más vergonzoso llegó cuando al más puro estilo partido del futbol de Canal +, un subnormal empieza a entrevistar a otro subnormal el cual le contesta con todos los tópicos del mundo del futbol. El LoL es así, no hay rival pequeño, el partido no se acaba hasta que pita el árbitro. En ese momento pensé que el ser humano se estaba yendo a la mierda y que si hubiese un pulso electromágnetico que se cargase toda la tecnología quizás no sería tan malo. O prohibir los eSports y los juegos online. Hace falta un partido que lo proponga. Venga Mariano, Albert, os pongo en bandeja mi voto.

Llegado a este punto supongo que ya tocará que analice el juego. Y los que me hayáis leído alguna vez ya sabréis que yo no analizo cosas online. No voy a hacer la excepción.

Modo historia de Batllefront II.

Hay que reconocer que los Electronics Arts tienen un mérito de la hostia. Porque no es sencillo conseguir vender la leche como ellos venden y a su vez conseguir encabronar tanto a las hordas mongolas que pese a toda su bilis acabarán tragando y comprando el juego. Este año tenemos los ejemplos del muñeco hinchable que han puesto en la portada del FIFA o de las loot boxes y sus micropagos, pero anteriormente sacaron el Star Wars sin modo historia. Y los mongolos lloraron y patalearon. Y, si algo nos enseña esta vida a diario, es que llorar y patalear si lo haces con mucho escándalo tiene su premio. Así que este año el Star Wars de turno tiene modo historia.

Lo cual es un poco un decir, porque el juego sigue siendo eminentemente online, pero han hecho el pequeño esfuerzo de poner un modo historia para que todo el mundo este contento. ¿Verdad?  Pues no, porque si todo el mundo estuviera contento EA no sería EA. Porque lo que se dice muchas ganas no le han puesto al juego. Nos lo venden como una especie de puente entre el Episodio VI y el Episodio VII  en el cual la protagonista va con los buenos, pero en el proceso de caída y muerte del emperador, se une a la alianza rebelde. Lo cierto es que no me he enterado demasiado del tema ya que como en alguna ocasión os he comentado cuando juego, bebo. Y Battlefront Episodio II no ha sido una excepción. Si que es verdad que tengo una gran aversión a las escenas de vídeo y aquí me las he tragado casi todas. Aún así tampoco es que sean demasiado interesantes y entre eso y el alcohol no me he enterado de casi nada,  pero pueden ser un aliciente para alguien que sea más fan que yo de la saga.

Sin embargo hay algún giro de la historia que es bastante sorprendente, en especial uno… ATENCIÓN SPOILERS…

En un dramático giro de los acontecimientos descubrimos que Vader es el padre de Luke.

Y para que los mongolos no se puedan quejar hay fanservice a tope. En cada una de las fases controlaremos a algunos de los personajes más míticos de la saga, desde el paleto granjero blanco al negro contrabandista, pasando por el héroe canalla o la princesa con bikini de metal. Aderezado con fases aéreas ciertamente espectaculares que para mí son lo mejor del juego.

Lo más divertido del juego.

Sin embargo el modo campaña deja un hedor de estar hecho a desgana, deprisa y corriendo y para contentar al personal. El gunplay es simplemente correcto y en mi opinión se le saca poco partido a tanto personaje limitándose las diferencias a meras anécdotas. Sí es cierto que gráficamente y sonoramente está muy cuidado. Aún así, totalmente prescindible. Incluso para los desarrolladores que, cuando terminas el modo campaña, ni siquiera se dignan en poner unos títulos de crédito. Será que no están demasiado orgullosos de su trabajo.

Vulgar.

Seguero resentido

3 comentarios

  1. Los juegos de EA me recuerdan a Juegos de Guerra : el único movimiento acertado es no jugar.

    Por lo demás, la reseña llena de bilis y elitismo ¡que para eso os pagamos!

  2. Muy bien Jan.
    La próxima al zoo o al planetarium que los niños con unas pipas son felices en cualquier lao

  3. El artículo me ha hecho ver que ineludiblemente nos hacemos mayores :(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *