Algunos Hombres Buenos III

Reales en basado hechos III

Segunda parte: http://gamerah.net/algunos-hombres-buenos-2/


INT. SALA DEL TRIBUNAL MILITAR – PRIMERA HORA DE LA TARDE.

La tensión se puede cortar con un cuchillo, una señora del público se desmaya. Alguien pregunta si hay algún médico en la sala.

Dr. Rubirosa
Un momento, aún no he terminado.

Jan le mira incrédulo, se levanta y hace ademán de irse de todas maneras.

Dr. Rubirosa
He dicho que aún no he terminado mi turno de preguntas, siéntese.

Jan
¿Qué broma es esta?

El Dr. Rubirosa toma aire, se coloca las gafas con la pata y continua.

Dr. Rubirosa
Coronel, tengo una última pregunta, si me permite.
¿Cuántos nintenderos hay en su base, Coronel?

Silencio. Jan ya no sonríe, solo mira fijamente al Dr. Rubirosa.

Jan
Qué está insinuando, Rubirosa.

Dr. Rubirosa
Verá, Coronel Jan, no creo que fuese el único nintendero de la base, ¿sabe? Cuando registré sus pertenencias, en el doble fondo de su maleta encontré una GameBoy con un cable Nintendo Game Link. Yusepon jugaba a dobles al Tetris con alguien de su base, Coronel.

Murmullo en la sala. Narg mira a Naeval con cara de preocupación.

Jan
Maldito bastardo.

Narg
Señoría, querría pedir un aplazamiento del juicio.

Dr. Rubirosa
Y yo quiero que el testigo responda a mi pregunta, señoría.

Alcalde
Continúen. Conteste a la pregunta.

Jan se revuelve en su asiento claramente incómodo. Su mirada busca a Narg y Naeval.

Dr. Rubirosa
¿Coronel?

Jan se mantiene en silencio y aprieta la mandíbula. Una gota de sudor resbala por su mejilla.

Dr. Rubirosa
En realidad no era Yusepon el que jugaba a la Switch a escondidas. No es así, ¿Coronel? Era usted.

Narg
¡Objección! La misión de este consejo no es encausar al Coronel.

Alcalde
Denegada, quiero ver dónde va con esto.

Narg
Señoría, protesto, todo esto es especulación y no nos lleva a ninguna parte.

Dr. Rubirosa
Puede que quisiese ver lo que hace la competencia. Puede que que en el fondo usted sea bicurioso, Coronel.

Narg
¡Señoría! ¡Se lo ruego!

Dr. Rubirosa
Usted le prestó la Switch con su savefile del Aliento Campestre y luego lo mató para que todos pensaran que se había suicidado por nintendero y no pudiese delatarle.

Narg
¡Objección! ¡Señoría! Esto es inadmisible!

Jan
¡¡Maldita sea, Rubirosa!!

Dr. Rubirosa
Se lo diré de este modo. ¿Le gustó o no le gustó?

Jan (enfadado)
No sé de qué me habla…

Dr. Rubirosa
Sí que lo sabe, Coronel. Venga, responda.

Jan
¿Quiere respuestas?

Dr. Rubirosa
Quiero la verdad, Coronel.

Jan
¡Usted no quiere la verdad!

Silencio en la sala. La cámara se centra en Narg, que cierra los ojos y niega levemente con la cabeza. El Coronel Jan se levanta de la silla y señala al Dr. Rubirosa con el dedo.

Jan
Hijo, el castillo de Zelda también tiene muros y esos muros están vigilados por Goron armados. Yo tengo una responsabilidad mayor de la que tú jamás podrás imaginar. Lloras por Ganondorf y maldices. Tienes ese lujo. Pero la muerte de Ganon salvó vidas y mi existencia, aunque grotesca e incomprensible para ti, salva vidas. Tú no quieres saber la verdad porque en el fondo tú me quieres en ese muro, me necesitas en ese muro. Usáis palabras como Cell Shading o Trifuerza en vano, pero son la columna vertebral de una vida dedicada a defender algo y no tengo ni el tiempo ni las mínimas ganas de explicarme ante un perro que se acuesta y se tapa con la manta de la libertad que yo le proporciono. Sobre todo si después pretende cuestionar el modo en que lo hago. Así que deme las gracias por luchar contra el verdadero enemigo o déjeme en paz. En el fondo me importa un pepino lo que usted quiera.

Dr. Rubirosa
Coronel Jan, ¿le gustó el Aliento Campestre?

Jan
(Mario Theme)
Si Sega no saca Soleils…

Dr. Rubirosa
Al fin y al cabo los Zelda venden mucho, más que muchos juegos de Sony…

Jan da un puñetazo sobre la mesa, una exclamación ahogada recorre la sala.

Jan
¡¡¡Mentiría si dijese que no me gustó, maldita sea!!!

Silencio.

Jan
(Dirigiéndose al Alcalde y a Narg)
¡Hay que conocer lo que se lucha! Si Sega no saca Soleils, ¡el Zelda es una alternativa decente!

Alcalde
Coronel Jan, tiene derecho a permanecer en silencio. Cualquier cosa que diga puede ser utilizada en su contra. Está arrestado, zelditas.

Jan
¿Yo? ¿Me estás deteniendo a mí? ¿Qué broma es esta? ¡Yo no soy el enemigo!

Jan se lanza contra el Dr. Rubirosa, sus ojos brillan con odio asesino. Por suerte, los guardias de seguridad son más rápidos y consiguen reducirle.

Los guardas se llevan a Jan esposado mientras este grita…

Jan
¿Es que no lo veis? Sega y Nintendo eran el Yin y el Llan, había equilibrio hasta que Sony lo destruyó. Todo esto es una trampa de las cloacas de Gamerah para debilitarme. Pero no cejaré en mi empeño, me debo a Sega y a mis creyentes. ¡Sony es el verdadero enemigo!

10 comentarios

  1. Soni es el verdadero enemigo

  2. Qué guapo sale Jan en la foto de portada.

  3. Por fin el suicidio por nintendero deja de ser un tabu, espero que se tomen medidas

    • Lo que no se cuenta es que la crisis de suicidios segueros se llevan camuflando desde 1999 con diferentes nombres como cancer,diabetes,gripe porcina, zika , crisis de opiaceos, y mas reciente coronavirus

  4. Algunos hombres buenos III - savefile - ¿Continuará? Como Yu Suzuki, las reseñas / features de pj mejor de tres en tres.

  5. Creo que por aclamacion popular se escucha "Queremos Yu Suzuki en tres actos "

  6. Sony molaba al principio, cuando copiaba a SEGA sus arcades vía Namco. Ahora se dedican a copiar pelis de Hollywood jugables y la gente les aplaude por ello. O.K.

  7. Soleil... aún recuerdo la ilusión con la que lo probé hasta que vi que habían traducido los nombres (qué pintaba un "Paco" ahí?).

    Luego vino Nintendo y lo copió para sacar la saga de Zelda (igual que SonySquare, que copió el inconmensurable Phantasy Star para crear su Dirty Dancing).

    Todos copian a los grandes, a SEGA*.

    *Sí, ya sé que no es exactamente así, pero el que no se consuela después de la caída de SEGA es por que no quiere.

    Maravilloso artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *