10 años de PS3 - Remembering

Dios sabe la cantidad de estupideces que he hecho en esta vida. Y algunas que no sabe nadie porque bien me he cuidado de esconder las pruebas. Escribir en Gamerah fue una de las que nunca pude ocultar. La otra fue el envío de cacas a Sony. Posiblemente el chiste más rebuscado de mi vida ya que implicó:

1. La recolecta de 4 euros por barba a manopla, ya que no se había inventado Patreon.
2. La compra de las cacas (que sí se habían inventado)
3. Atarlas con lacitos rosas (a manopla también)
4. El envío. Esto fue más fácil.

Desconozco el efecto que causaron, quién abrió la caja y dónde acabaron todas las cacas. Lo que sí recuerdo es la sensación de paz que me proporcionó ver alejarse el mensajero con todo el pastel. Fue una especie de alivio ventral tras noche de desenfreno en la que no sabes cómo, has acabado comiéndote 45 lacitos rosas.

En 2017 se cumplieron 10 años de aquel desafortunado lanzamiento de PS3 y de nuestras cacas dedicadas. Qué mejor manera de recordar aquella efeméride que con la absoluta idiocia de aquella, entrañable eso sí, iniciativa que confirmó a la Gamerah como el nido de subnormales que hoy seguimos siendo.

Nota: La cosa tuvo su cierta repercusión internacionalmente. En UK Resistance se inició un interesante debate. Destructoid y la difunta Kotaku también se hicieron eco. Aunque mi favorita es la reseña de Colette (love, love) en la misma Destructoid donde analizaba sintácticamente la carta que enviamos y animaba a solazarse con mi persona en el video que edité.

Colette, descubrí tu artículo muy tarde y ahora nos separan océanos de tiempo. Pero que sepas que yo creo que, aunque tu foto sea probablemente falsa y seas un bigardo nintendero, también tu imagen es un motivo de entretenimiento.


FASE 1: Apadrina una caca y envíasela (dedicada) a Sony

¿Somos hombres o ratones? ¿Estáis hartos de abusos?

En Gamerah sí lo estamos, y hemos decidido tomar cartas en el asunto. Vamos a demostrar a Sony que en Europa no hay humillación sin respuesta. Que no somos un pusilánime mercado de tercera. Que donde las dan las toman.

Retrasos, precios más elevados, traducciones de aficionado, acoso a tiendas de importación… Y encima cachondeo. ¿Qué dice Gamerah a todo esto? Gamerah dice: “¡No!”. Y la forma que proponemos para hacérselo saber a los malhechores es muy simple: apadrinar cacas de plástico que enviaremos a las instancias más elevadas de Sony en España en una o varias cajas.

Tú, imagínate, andas caliente con Sony desde lo del retraso, o desde que anularon tu reserva de una PS3 en play-asia, o incluso desde la época de la Dreamcast, como algunos segueros resentidos de la redacción. En definitiva: ya se te han hinchado las pelotas. ¿Qué puedes hacer? Muy sencillo:

1. Mándanos un mensaje a apadrinaunacaca@gamerah.com. Incluye tu nombre o nick y tu mensaje/queja/comentario a Sony (una línea). Una sola queja por caca, aunque podéis repetir cuantas veces queráis.
2. Te responderemos con un número de cuenta y un número de identificación.
3. Ingresa 4 euros en esa cuenta e incluye el número de identificación en el concepto del ingreso; así sabremos que eres tú.
4. Nosotros nos encargaremos de atar tu mensaje a una de las deposiciones ficticias e incluirla, junto con el nick indicado, en la cacacaja que mandaremos a Sony España, que por supuesto irá acompañada de una petición para que la reenvíen a sus superiores en el país del sol naciente.

Algunos ejemplos de mensajes:

Toñio87: Por lo del cable HDMI.
Pacotazo: Por cargarse Lik-Sang.
Pepoto: Por tener nulo criterio tipográfico.

Aquí tenéis un ejemplo real de cómo quedarán. Imaginaos la cara de Phil Harrison. ¡Jojojojo!

Todavía no hemos decidido el color del lacito.

Eso sí, nada de insultos directos ni burradas. Sed sutiles, como en nuestros ejemplos. Sabemos que podéis hacerlo. ¡EUROPA RESPONDE!


FASE 2: La caca: una crítica constructiva y coral hacia Sony

—Hola. ¿Tienes 45 cacas?
—¿Qué?

Quizá fue lo más duro. La cara de la dependienta de la tienda de bromas. Su mirada decía: “Tengo una tienda de disfraces. He vendido máscaras de látex a negros jubilados. He diseñado trajes de pingüino con ligueros. Pero esto es lo más raro que me han pedido jamás”. Había asombro en sus ojos, quizá algo de lástima. Pero logró reunirlas en unos pocos días. Una profesional.

No fue fácil, chatas. Como tampoco lo fue ir atando vuestras ocasionales gracietas a una cacas que revolvían el estómago con solo verlas.

Pero, ¿sabéis lo mejor? Desde una esquina, cubierta de polvo, mi Dreamcast sonrió durante un breve instante, antes de volver a resetearse en un bucle infinito. Dulce nostalgia. Dulce venganza.

Sony va a recibir lo que se merece. ¡Y qué coño!, vamos a darle la razón por lo menos en una cosa. El profundo daño que le ha hecho internet a PS3. Claro, que internet también ha hecho mucho daño a la 360 (sobre todo a la de Jan), pero Sony todavía no ha descubierto cómo freír hardware a distancia. Así que mejor ir cogiendo ventaja en la carrera de las hostilidades Sony vs europeos. Porque esto no ha hecho más que empezar.

¡Y qué mejor manera de abrir fuego que nuestro envío de cacas, patrocinado por todos vosotros!

Para que os hagáis una idea, ésta es la carta que las acompaña:

Estimados señores:

No debe ser fácil abrir una caja y encontrarse 45 cacas con mensajes negativos hacia Sony. Como tampoco lo es aguantar carros y carretas como consumidores europeos. Retrasos, consolas más caras y con menos prestaciones, etc.Nada que no conozcan.

La cuestión es que en www.gamerah.com (la página de videojuegos con más lagartos radioactivos por píxel del mundo) decidimos ser la voz de tantos consumidores frustrados. Por eso, abrimos un espacio para que nuestros lectores apadrinaran cacas de plástico que nosotros les enviaríamos.

Aquí, http://www.gamerah.com/leer.php?id=262

Lo cierto es que la campaña ha sido un éxito. La gente está que muerde, la verdad. Y el resultado es esta caja que tienen en sus manos.

Entendemos que Sony España y Europa hacen lo que pueden. Y que los que mandan son japoneses de manos pequeñas y corazones resentidos. En este sentido, les invitamos a reenviar esta caja a sus superiores del país del sol naciente. No hemos traducido los mensajes al japonés, pero ¡hey!, ellos tampoco se preocupan mucho por las localizaciones de sus juegos. Aún así, suponemos que entenderán la idea.

Tampoco se lo tomen a mal. Un cliente descontento es mucho mejor que no tener un cliente. En este sentido, a veces, nos sentimos como amantes despechados. La mayoría hemos comprado todas sus consolas desde PSX y nos sentimos especialmente molestos con PS3. Más que nada porque la deseábamos. Es como esa chica que tanto te gusta y que descubres que tiene peluca, le faltan tres dientes y que realmente no es una chica sino un nintendero.

Desde www.gamerah.com les enviamos un receloso saludo. También de parte de nuestros lectores.

Y aquí los mensajes:

Yue Che — “Por cargaros a la Dreamcast y el Shenmue 3.”
Htd — “Por ese lanzamiento mundial.”
Haru — “Por hacer una consola no apilable.”
truchamaster — “Por linuxeros.”
Comecocos — “Por copiones de mierda con el sixaxis.”
Tony Montana — “Por levantarle el Salario Mínimo a un reponedor del Caprabo.”
Webo — “Por no poner a Uwe como CEO.”
Pollete — “Por matar a Aeris.”
Trapito — “Por Rascal.”
Suñupo — “Por obligarme a robar.”
Webo — “Por emuladores.”
Pako — “Por un online de saldo.”
Un hombrecillo azul — “Ni la fuente es original. A Spiderman 3 le queda mejor.”
Bringer of Dawn — “De un ex-comprador de PS3. Por cuidar los detalles.”
Jan — “Como venganza por matar a SEGA.”
Alcalde — “Por matar a la estrella de la radio.”
Trufo79 — “Por traernos la PS3 tarde y anoréxica.”
Dode — “Por las conversiones.”
Luther — “Por hacer consolas negras.”
Niño Cantor — “Por crear a Radical_Ed.”
Vacacuadrada — “Por no vender el ICO Team.”
Indomable — “Por obligar a Squenix a hacerse multiplataforma vocacional.”
Minero — “Por el rumble.”
Gordito — “Por el Betamax.”
Culofofo — “Por querer hacer pasar los errores por virtudes.”
Timofey — “Por dárnosla con queso.”
Hiroki Takeshi — “Por los juegos de PSX y PS2 que lloran en mi estantería.”
Hinobuto Akeshi — “Por pensar que toda Europa es gilipollas cuando sólo lo es el 99%.”
Oliver_Atton — “Porque no me quedan mas mejillas.”
PES_Lover — “Por tratarnos como a nintendogs.”
Rabo — “Por poneros del lado de los canis.”
HasayakiGOD — “¿Y porqué no?”
Rita Barberá — “Por no hacer el e3 en Marina d’Or.”
Alkaparra — “Porque tú lo vales.”
Pollito — “¡No sin mi bandeja!”
pepe el savio — “Por barbara streisand.”
Hiro — “Por subir las tarifas de la telefonía móvil.”
Paturro — “Por cerrar lik-sang.”
Hurote — “Y ahora qué, ¿Cofidis?”
POPITO — “Por hacernos sentir aún más africanos.”
Ranoncio — “Yo voy a emular también que me la compro.”
Raskolnikov — “Por las bandas negras.”
Puchero — “Por un Blu-ray sin pelis en 3 años.”
Pichoton — “Por los UMD videos.”
Arkanoide — “Por pajeros.”

Está hecho. Y para los que todavía albergáis dudas, aquí está el video que corrobora mis palabras.

Os preguntaréis, “¿Por qué ha tardado tanto?” La respuesta es sencilla. Los alcaldes sólo trabajamos antes de las elecciones. Así que este domingo, pensad en mí en la soledad de vuestra cabina electoral e imaginad que vuestro voto no es de papel, sino una pequeña excedencia orgánica con un lacito rosa y una tarjeta que pone: “¡sí, yo voto gamerah!”

Sólo me queda agradecer a todos los participantes vuestro desinteresado apoyo. Sin vosotros todo esto nunca hubiera visto la luz y no me hubiera llegado para comprarme una Wii.

¡GRACIAS!

(Coaching de mongolos)

¡Arrrrtículos de coña!

5 comentarios

  1. Uhmmm se sabe algo más de esta señorita Colette? Dirección, estado civil etc? Le gusta a mi amigo.

  2. Jijijaja, pero yo a Colette Bennet la conocí en su época de analista de juegos de móviles, allá por el año 2012.

  3. he chicos para cuando la opción de registrarse ?

  4. Yo no estaba pero me acuerdo.

    Muchos años más tarde caí y me pillé una Ultra Slim, aún más recortada y plastiquillo que la original europeda.

  5. A saber qué encontraríamos en vuestros bolsillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *