Grand Theft Auto: Vlaams Fury

En 2017, hace exactamente 100 años, salía al mercado Grand Theft Auto: Vlaams Fury, primera entrega de la saga ambientada en Europa – concretamente en Rotterdam y su área metropolitana. Por primera vez, además, el monigote protagonista era un ciudadano español: un obrero industrial afincado en Holanda que, engalanado con una camisa Moschino con cierta proporción de elastán, al volante de un vehículo bávaro de alta cilindrada, con un cigarrito de hachís afgano, una pata de cabra en el maletero y un compacto de Café Quijano salpicado de buen perico en el Blaupunkt, vive su particular sueño centroeuropeo inmerso en la filosofía vitalista de los grandes del protofascismo de entreguerras. Quizás por eso el juego encontrase una aceptación insospechada en nuestro país… Recuperamos una reseña de entonces.


“No es cuestión de que vivamos, sino de que siquiera vuelva a ser posible en el mundo el llevar una vida a lo grande y según grandes referentes. A ello se contribuye extremando las propias exigencias”
JÜNGER

“Me bebo mi ron entero / Y con el tequila me echo a perder”.
CAFÉ QUIJANO

Cuando bajo a España en verano a quemar cash veo a la juventud apollardada por los marcianos. Chavales de veintipocos años o incluso más, que deberían estar generando cash sano, con buenos carros (montura alemana manda), hembrotas, juergas, cultura de soldado español (Nietzsche, Evola, Jünger) y levantando hierros con mala hostia hispana en el TEMPLO, están en cambio metidos en el cuarto con el gotelé enganchados a los marcianos, muchos de ellos incluso vírgenes. Generación perdida.
No obstante, he tenido que rectificar mis prejuicios tras instalarme mi sobrino una PLAYSTATION 4 (electrónica japonesa manda). Ha subido el chaval y le he encontrado un trabajo en el puerto, bien pagado para sus 22 años. Está generando buen CASH sano soldando tanques de LNG (3.500 mensuales – sector industrial manda; Rotterdam manda) y ya ha hecho sus primeras incursiones con las herejes como auténtico macho alfa español. Me ha regalado la PLAYSTATION 4 como agradecimiento. Me ha traído un CD para jugar. Vuelvo del TEMPLO tras 12 horas currando con furia hispana, siento una congestión sana, me fumo buena kifa para relajarme y antes de quedar con mis ciervas (Tinder manda) me pego unos vicios en mi cueva del guerrero al Grand Theft Auto: Vlaams Fury. El juego va por fases: SECTOR INDUSTRIAL, TEMPLO, CARRETERAS HEREJES, CULTURA y PATA DE CABRA.

Me explico:

SECTOR INDUSTRIAL

“No pressure, no diamonds”
CARLYLE

El respeto se gana en el juego con CASH sano. Mover y generar CASH es lo principal. 12 horas de furia española, disciplina y sacrificio como en el Tercio Viejo.
Minijuegos de Übermensch industrial:
– Si hay que ir offshore: se va. Petróleo bueno. 15 días onshore, 15 offshore. 8.000 calandrias buenas.
– Si hay que soldar con furia en el tanque de LNG: se suelda. 5.000 calandrias buenas.
– Si hay que meter 70 horas con el toro mecánico: se meten. 6.000 calandrias buenas.
Lo importante es ser un profesional y labrarse un respeto. Con el cash ganado se acceden a las distintas actividades: el templo, la montura bávaro/suava para pisarle virilmente por los anillos de circunvalación de Rotterdam, los libros (una caja llevo en el maletero; la cultura es imprescindible. Filosofía manda) y las peleas de discoteca con buena barra de forja.

TEMPLO

Tras 12 horas de furia moviendo intermodales (40 pies mandan) toca levantar hierros en el templo.
El juego deja hacer ejercicios con combinaciones de botones. Coordinación de botones y de stick izquierdo y derecho. Habilidad sana o aporreo con furia castellana, según proceda. Track & Field en el TEMPLO. Press banca, contractor, press frontal, curls y prensa de piernas. Congestión muscular que te pone de muy mala hostia. Mala hostia hispana con el ácido láctico a tope. MMA y furia cual encamisada en el tatami.Con el buen cash se aumentan los atributos y se sube de nivel para levantar más y mejores hierros, comprando power-ups: testosterona sana (250 mg cada 5 días), tamoxifeno, clomifeno y Winstrol. Potenciación, pero con cabeza.

CARRETERAS HEREJES

Puedes conducir en la N15 dirección Rotterdam, saliendo del puerto, el 540i (trifoco manda) rugiendo con furia en las incorporaciones. Mínimo 220 caballos de montura alemana para un alfa, hexacilíndrico en línea siempre. Buen rugido, A RAS, propulsión siempre. Tracción delantera es para pardillos. Con unos años y de segunda mano porque hay que aplicar disciplina financiera. Independencia financiera manda: siempre cash sano en la cuenta.


Camisa blanca (Moschino manda), buena kifa en la comisura (droga natural manda), pelazo engominado, barbita con primeras canas (17 años en cada pata) y CAFÉ QUIJANO a buen volumen (Blaupunkt manda). Magnífica banda sonora: videoconsola con CAFÉ QUIJANO. Rumba canalla manda. SONY se lo ha currado.
Y la PATA DE CABRA siempre en el maletero (ver abajo).


El juego deja elegir también otras monturas para fuckers: E36 M3, Merche E190 (motorización 3.6 se impone. There is no replacement for displacement), RS4, Corrado VR6 etc.

Monturas de allende del Rin con impresionante poderío gráfico. Suavia manda. Baviera manda.  El 540i aparcado delante de los intermodales. Sector industrial se impone.

CULTURA

“L’intelligence met déjà à l’écart. Mais si la sensibilité s’y ajoute, alors là, c’est la solitude complete”.
DE BENOIST

La otra modalidad del juego es el quiz de filosofía y la subsiguiente adquisición de power ups filosóficos para potenciar las capacidades intelectuales de nuestro muñeco. Un obrero en Grand Theft Auto: Vlaams Fury no es nadie, por mucho cash que levante, sin filosofía. Del mismo modo que en las tragaperras, el mejor combo es GUERRERO + HECHICERO (Golden Axe manda). Cultura, tener idiomas y mundo, para entender y hacerse entender. Hablar de TÚ a TÚ con Nietzsche y Hegel. Rubifen sano y a devorar hojas en la cueva del guerrero. Conversación apreciada por las hembrotas en Flandes. Conectar Tinder y en 5 minutos match que pide pica castellana en los arrabales de La Haya. 15 minutos en 540i (rugiendo fuerte) desde Rotterdam. Conversación que conecta con Ulrike, pelirroja de 23 años; Mariet, rubia de 27. En mi perfil, versos de George (pero sin mariconadas):

Venid al parque que dijisteis muerto y ved:
el trémulo reflejo allende las risueñas riberas,
el inesperado azul de purísimas nubes
ilumina el sendero y el colorido estanque.

Abogadas y auditoras piden palique del obrero-filósofo hispano, cena en buen italiano (Bambino’s en Rotterdam: tortellini trufados mandan) y, subsiguientemente, posesión carnal. Por la mente al cuerpo. Por el cuerpo a la mente.
Por lo tanto, en el maletero, junto con la barra de acero, cajas de buenos libros. Pensamiento de hombres. ANTILIBERAL, ANTIDEMOCRÁTICO, ANTIILUSTRADO y PAGANO. Nietzsche, Carlyle, Evola, de Benoist, George, Jünger, Mishima y Malaparte mandan. Nouvelle Droite manda. A tomar por culo moral burguesa: proto-fascismo manda. Pensamiento duro, que lo llevo al corte, en zona roja, como un hexacilíndrico en incorporación de autopista.

Evola y Nietzsche – a hostias contra la moralidad pequeñoburguesa.

PATA DE CABRA

Vida nocturna en la Partymeile de Rotterdam. Perico bueno subido de Vigo (resfriado colombiano manda). Moldavas buenas traídas de Chisinau. Las ciervas mojan bragas con el caballero español porque la hembra del Este está acostumbrada al trato agreste de sus compatriotas o a los pardillos holandeses. Barbita canosa, porte español, camisa blanca (cuello muy abierto manda), cash sano saliendo de la billetera (5.000 – 6.000 mensuales sin estudios son lo justo y necesario tras 70 horas con el toro moviendo intermodales) y a destrozar coños moldavos en el hidromasaje que me he instalado en el piso. Lo hispano se impone con las niñas de tierras heterodoxas, con pertinaz encono de expedicionario el día del cobro de la soldada. El saco de Amberes, el saco de Breda y ahora el saco de Rotterdam. Quiero a las niñas y las niñas me quieren, porque la mujer es el contrapeso del guerrero industrial, del Arbeiter jüngeriano. Ying y yang. Eros y Tanatos. Apolo y Dionisio. Ron y cola (Zacapa 23 manda). Perico y kifa. Tesis y antítetis, aufgehoben al hegeliano modo.
Y ya con furia, en la otra mecánica del juego, te acercas al maletero del trifoco (BMW hexacilíndrico manda) y sacas la pata de cabra. Acero de forja bueno y a buscar a los porteros con mala hostia. Moros, albanos y yugoslavos, incluso los Tigres de Arkan, capitulan ante el Tercio Viejo español en un gameplay façon Streets of Rage pero tridimensional. Beat’em’up del bueno manda. De la dialéctica hegeliana a la dialéctica de la pata de cabra. Sensaciones de Jünger ibérico defendiendo el ethos sagrado del combate: puras tempestades de acero de forja sana. Obrero-filósofo-guerrero-irrumador.
Buen TEMPLO, buena KIFA, buen TRIFOCO, buena BARRA DE HIERRO, buen NIETZSCHE, buenas HEMBROTAS, buen MATAMARCIANOS en la CUEVA DEL GUERRERO tras generar buen CASH. Conducción + beat-em’up + simulador de oficios + Trivial Pursuit. Gesamtkunstwerk como Wagner. Wagner + Café Quijano + Nietzsche nos guían. Sigfrido, Tequila y Zaratustra.

Un juego para el SOLDADO ESPAÑOL. La PLAYSTATION 4 es por fin también para triunfadores.

Jurista y videoaficionado.

6 comentarios

  1. Las gilipolleces de forocoches mejor para el general

  2. *BURP*

    Comentario editado por vuestro lagarto favorito.

  3. Sólo venía a decir: clap clap. Sus podéis borrar el anterior comentario, no sé qué ha pasado.

  4. No podría haber leído nada mejor birra y "cigarrito" en mano. Buena reseña. Gamareah manda.

  5. Cuando vais por la calle tambien hablais asi?
    Hola quiero hacer una portabilidad, 10 euros de rebaja en la facura del mes mandan, nuevo Ifon 9 manda, electrnica estadounidende manda.

    Me alegro que ti tu sobrino os vayan bien las cosas, ya nos iras contando a ver que tal el grand theft auto 2018.

  6. Lo único divertido que he leído desde la sentencia de Urdagarin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *