GamerahLeaks Vol.1: El affaire Konami

Como sabéis Gamerah se escribe desde el futuro. Nosotros, los redactores, hemos pasado 100 años hibernando en el ojete de Cubitorah. De acuerdo, nuestro olor corporal no es óptimo (han sido muchos años ahí dentro) pero por lo menos ahora tenemos acceso a todo tipo de documentos desclasificados que, hasta vuestro futuro, no han visto la luz.

A partir de hoy, algunos de los redactores de La Gloriosa, vamos a recopilar y organizar toda la documentación oficial que ha caído en nuestras manos para que podáis disfrutar de ellos en vuestro presente. Hay de todo; contratos, emails, información bursátil comprometida, cartas de amor… Todo lo que la industria de los videojuegos os ocultó, ahora en vuestra página plagada de tortugas radioactivas favorita.


Gamerahleaks Vol. 1

El affaire Konami 

De: kiomi.pd@konami.jp
Destinatario: Konami Japan
Asunto: Parking

Buenos días a todos. Me es grato comunicar que los ajustes presupuestarios de la compañía por fin han dado sus frutos. Hemos ahorrado lo suficiente como para arreglar el suelo del parking de directivos.
Por ello me complace pedir a todos los que tengáis el coche aparcado en dicho garaje que al final del día lo saquéis de allí. A partir de mañana podéis dejarlo en el espacio habilitado junto a la huerta urbana de nuestro vecino el Sr. Chang.
Espero que sean pocos los días necesarios para las reparaciones y el asfaltado. Hasta entonces os pido ser comprensivos por las incomodidades.

Kiomi. RRHH


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: kiomi.pd@konami.jp
Asunto: RE:Mi coche

Buenos días Srta. Kiomi

Yo también me congratulo con los resultados del plan de ajuste de nuestra gloriosa compañía. Seguro que es el primer paso para un nuevo Castlevania, o un Metal Gear V Virtual Missions, por qué no, ahora que la tecnología de la realidad virtual está a la altura de mi ingenio. Pero no quiero ser presuntuoso. Dejemos de hablar de mis proyectos y hablemos un poco de mi. En concreto de mi coche. Ayer, al salir del trabajo tras una increíble sesión de ideas con mi cactus, me encontré con que el Porsche Cayenne que puso a mi disposición la empresa no se encontraba en mi plaza de aparcamiento. En su lugar había un coche con forma de salchicha (marca The Happy Munchie) con las llaves puestas.
Entiendo que quizá el Porsche debía pasar una revisión y la salchicha es el coche de substitución. No pido una creatividad desbordante como la mía a la hora de elegir un reemplazo para un Porsche, pero un vehículo en cuyo claxon suena “La cucaracha” no me parece la opción más adecuada para un emérito creador multidisciplinar como yo.

Espero una aclaración a la mayor brevedad.

HK


De: kiomi.pd@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE: Mi coche

Hola Hideo

Me importa tu coche casi lo mismo que un tonel lleno de mierda.
Tenemos que hablar. Es importante.

Saludos

Kiomi


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: kiomi.pd@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:Mi coche

Hola Kiomi

Te agradecería que te continuaras dirigiéndote a mi como Sr. Kojima. Como todo el mundo. Creo que, en estos momentos convulsos en la compañía, es necesario mantener más que nunca las buenas formas.
Y no sé a qué te refieres.
PD: Mi móvil ha dejado de funcionar. ¿Podrías avisar a sistemas? No responden a mis e-mails.

Un saludo.


De: kiomi.pd@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE Mi coche

Hi. Déjate de hostias. Estoy embarazada. Ya sabes, EL DÍA aquel.


De: system@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE: Mi móvil

Hola Sr. Kojima. Se le ha asignado un nuevo terminal. Pase a recogerlo al despacho de sistemas y a firmar el albarán. Traiga su Iphone 5 formateado con los ajustes de fábrica, por favor.

Un saludo.


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: system@konami.jp
Asunto: RE:RE: Mi móvil

¿Qué? ¿QUÉ? Eso es imposible, Kiomi. Nadie puede habernos visto. Tú fuiste quien insistió en que querías que te poseyera en el despacho de tu padre frente a los bustos de tus antepasados y preparé aquella incursión a conciencia. Pirateé los terminales, lancé unas granadas chaff a las cámaras y avancé desnudo de taquilla en taquilla hasta que llegué a la caja en la que me oculté a los ninjas de tu padre esperando a que acabaran el turno. Pasé muchas horas en aquella caja, solo tenía el Boktai para pasar el tiempo así que a oscuras no puedo decir que avanzara mucho en el puto juego. Pero fue una misión perfecta, un auténtico AAA+. Además, use un condón. Y bien que te reías cuando acabamos y lo coloqué sobre el busto de tu padre, como un fular de esos que tanto le gustan.


De: system@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE: Mi móvil

Bastardo hijodeputa. Fuiste tú quien nos jodió el servidor a base de poner petardos fuera de horas. Una semana nos pasamos volcando las copias de seguridad. Una jodida semana a base de latas de anchoas porque no podíamos movernos de delante del ordenador mientras se cargaban las copias.
Cuando vengas a por tu nuevo móvil te vas a comer las gafas, CABRÓN.

PD: El móvil es un Motorola almeja de 1995. JAJAJA.


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: system@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE: Mi móvil

Ese último mail no iba dirigido a vosotros. Borradlo, por favor o hablaré con mi abogado. Y como sigáis expresando esos términos vulgares hacia mi persona, os aseguro que acabaré con vosotros. No hoy. Ni mañana. Pero un día, cuando menos lo esperéis, me encontraréis enfrente con un ERE encabezado por vuestros nombres, gusanos.


De: system@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE: Mi móvil

JAJAJA. Si pretendes joder a sistemas no sabes en qué mundo vives. GAFOTAS. Atento a tu correo y, por favor, quítate los calcetines para follar. JAJAJAJA.


De: system@konami.jp
Destinatario: kkozuki@konami.jp
CCO: hideouskoj@konami.jp
Asunto: “VIDEO Kojima”

Buenas tardes Sr. Kozuki. Acabamos de descubrir quién fue el pájaro que se cargó el servidor el noviembre pasado. Recordará la factura de los discos duros quemados. Hemos recuperado unas imágenes de video de la webcam de su portátil que quizá encuentre interesantes.

Un Saludo.

kojimapordetras.mov


De: kkozuki@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE: “VIDEO Kojima”

Hola Hideo:

¿Tienes un momento? Ven a mi despacho, por favor.


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: kiomi.pd@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE: Mi coche

¡Kiomi! Esto es un desastre. Tu padre acaba de citarme en su despacho. No parece contento. Creo que esas ratas de sistemas han entrado en mi ordenador y se han hecho con información comprometida sobre los Patriots. Tenemos que actuar antes de que sea demasiado tarde. Tú entretén al viejo con un excel o alguna mierda de esas y yo mientras tanto voy urdiendo un plan de fuga por la cara exterior del edificio. Planeo deslizarme haciendo rappel desde el tejado. ¡Rápido!


De: kiomi.pd@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE:RE: Mi coche

Ok, cari. He cogido el primer excel que he encontrado en la bandeja de la impresora de las chicas de contabilidad y voy al despacho de papá. Le digo que lo revise y lo firme. Tardará un buen rato, es bastante largo.


De: mishima@konami.jp
Destinatario: muoko@konami.jp
Asunto: Excel

Hola Muoko, guapa.

¿Has cogido tú el excel que he mandado a imprimir? Ya sabes, el de los gastos acumulados del proyecto Silent Hills. Ese que nos pidieron despistar, con todos esos conceptos de geishas, drogas, enanos bailarines, el moñeco de Yu-Gi-Oh hinchable y las maracas anales. Es que quería llevármelo a casa para echar risas con la ninja de la empresa que me estoy tirando. Ya sabes, Clarisse, esa rubia que se parece a Alucard. Es tremenda, tiene una lengua tan rápida que te pone los flujos vaginales al punto de nieve. Hemos quedado en una hora y no quiero hacerla esperar. Son 120 páginas y ya no me da tiempo a sacar otra copia.

Besos


De: kkozuki@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: “VIDEO Kojima”

Hideo. No subas todavía. Estoy revisando algo. Dame un rato.


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: kiomi.pd@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE: Mi coche

Kiomi. No se qué has hecho pero ha funcionado. Parece que esa cabecita tuya sirve para algo más que para sostener sombreros caros y aguantar mis embestidas. Voy a la terraza. Prepárate a volar en mis fuertes brazos. Te aviso por el fijo.


De: kiomi.pd@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE: Mi coche

Hideo. Llevo en mi vientre el fruto de nuestra pasión. No creo que sea buena idea andar colgándome de las ventanas como un chorizo. Necesitamos un plan B.


De: hideouskoj@konami.jp
Destinatario: kiomi.pd@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE: Mi coche

No te preocupes mi flor de loto. Lo tengo todo pensado. Voy a colocar el espíritu de nuestro hijo nonato en un receptáculo que he ideado para asegurar la integridad de su alma en caso de accidente. Si ello ocurre, podremos reubicar su alma en un cyborg que he creado, con ingeniosas y enigmáticas frases de diálogo impresas en su córtex frontal. Si morimos, él vivirá. Aunque no recordará nada.


De: kiomi.pd@konami.jp
Destinatario: hideouskoj@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE:RE: Mi coche

Ah. Entonces ok.


De: muoko@konami.jp
Destinatario: mishima@konami.jp
Asunto: RE: Excel

Hola Mishima, maja.

No, no he cogido nada de la impresora. ¿Así que te estás follando a la ninja rubia? Suena bien. ¡Qué envidia, chica! Pero ya sabes que a mi me gustan las pollas. Aunque haya que aguantar al cacho de carne con el que suelen venir pegadas. Ahora salgo con uno de sistemas. Es majo, me pasa videos comprometidos de las cámaras de seguridad para echar unos loles, pero tiene menos detalles conmigo que un Winning Eleven. Hablando de folleteo, acaba de pasar Kiomi, la hija del jefe, con un buen fajo de papeles. Sí, esa que se la chupa al tipo raro de las gafitas que siempre come solo, montando muñequitos LEGO de robots. ¿Puede ser ese tu documento?


De: mishima@konami.jp
Destinatario: muoko@konami.jp
Asunto: RE:RE: Excel

Sí. Debe ser, porque se escuchan los gritos del viejo por toda la oficina. Creo que desde tu cubículo no se oyen, lo que es una pena porque te mueres de la risa. Ahora está diciendo nosequé de un puto gordo mexicano que desayuna caviar y nachos 7 veces todos los días y que a ver por qué necesita un puto Jacuzzi en su habitación si no entra el muy cabrón ni rebozándolo en manteca. Que ya le extrañaba a él que un puto juego de miedo costara tanto y que menos mal que lo canceló a tiempo antes de tener que reconvertir el edificio Konami en un jodido Love Hotel. Que mira que le jode que los diseñadores anden follándose a su hija, pero que, al fin y al cabo, ya sabe cómo es. Que ha salido a su madre y ya se la ha tirado hasta el puto chino del huerto urbano de ahí al lado. Pero lo que no consiente es que se pulan el presupuesto de Konami en putas demos de mierda con un motion capture que cuesta un riñón, para que acaben subastadas en ebay. Que mira a Nintendo. Que a ver cuánto les ha costado el Miitomo de los cojones. Seguro que menos que el jodido doblaje al inglés de nuestra demo. ¡Una demo doblada y en el puto Miitomo los personajes solo hacen Mimimimim! ¡Y forrándose a descargas! Que dice que a partir de hoy todos los equipos se van a meter sus proyectos por el culo y van a empezar a diseñar un Konamitomo con micropagos por sus huevos toreros ¡Acaba de lanzar un busto por la ventana! La ventana estaba cerrada y le ha caído el busto en un pie. Espera, que se ha calmado. Se ha sentado al ordenador, creo que le ha estallado una vena en el cuello. Te sigo informando.


De: clarisse@konami.jp
Destinatario: mishima@konami.jp
Asunto: Voy tarde

Hola Mishima, cielo. Me temo que hoy voy a tardar un poquito más en llegar a casa y comerte el parrús. El señor Kozuki me ha encomendado una misión justo antes de salir. Sabes que no puedo negarme, a pesar del convenio. Tengo que encargarme de un tipo, pero no te preocupes porque no tardaré mucho. No tiene media hostia.

Lanza las bragas al techo y antes de que se despeguen ya me tienes ahí.


De: muoko@konami.jp
Destinatario: mishima@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE: Excel

Sí, se oyen los gritos del abuelo desde aquí. Y eso que estamos cinco pisos por encima. Me voy a quedar a escuchar, que la ninja me dice que tiene que acabar un trabajo y voy sin prisa. Por cierto, acaba de pasar el tipo raro ese. El de las gafitas. Aunque no llevaba gafitas sino un traje de buceador, un gorro de piscina del decathlon y una máscara antigás. Le he conocido por los muñequitos que lleva en el llavero. Ha agarrado el muñeco ese grande de Goemon y se ha tirado por la ventana.


De: clarisse@konami.jp
Destinatario: kkozuki@konami.jp
Asunto: RE: Quiero ver muerto a Hideo Kojima.

Señor Kozuki. No hace falta ir muy lejos. Lo tengo justo delante mío. Lleva un gorro de piscina del decathlon, un muñeco de Goemon y está colgando por un cable negro atado al pie, delante de mi ventana. Está inconsciente. ¿Qué hago?


De: kkozuki@konami.jp
Destinatario: clarisse@konami.jp
Asunto: RE:RE: Quiero ver muerto a Hideo Kojima.

CORTA EL PUTO CABLE. YA


De: clarisse@konami.jp
Destinatario: kkozuki@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE: Quiero ver muerto a Hideo Kojima.

Señor. Son 120 pisos.


De: kkozuki@konami.jp
Destinatario: clarisse@konami.jp
Asunto: RE:RE:RE:RE: Quiero ver muerto a Hideo Kojima.

CORTA EL JODIDO CABLE, LESBIANA DE MIERDA.


De: tchang@gmail.com
Destinatario: hchang@mountsinaihospital.com
Asunto: Hola

Hola cariño.

¿Recibiste los pasteles de carne que hizo mamá? Son de cerdo, como te gustan. Supongo que no les hará mucha gracia a tus jefes ahí en el hospital. Ya sabes cómo son de raros estos judíos con las cosas de comer. Así que mejor no los lleves de almuerzo.
Por aquí todo bien. Sigo cuidando del huerto a la sombra del edificio gigante este lleno de japoneses desquiciados. Menos mal que alzaste el vuelo, como una alondra, y te buscaste un porvenir lejos de esta tierra de locos. Ayer por la noche, sin ir más lejos, tuve que salir al huerto alarmado por gritos y sirenas. Han colocado un depósito de alquitrán gigante aquí al lado para unas obras y estaban sacando a un tipo vestido de hombre rana con un gorro de piscina del decathlon abrazado a una especie de bebé. Llevaba una especie de cables negros colgando de las pelotas y gimoteaba lastimosamente. El tipo, no el bebé, que parecía de plástico. Se ha armado una buena y se lo han llevado esposado. Está todo perdido de alquitrán. Adivina a quién le va a tocar limpiar la acera.

Espero que sigas bien. Que sepas que toda la familia te echa de menos y que estamos muy orgullosos de ti.

Papá.


De: kkozuki@konami.jp
Destinatario: Konami Japan
Asunto: Adiós Hideo.

Hola a todos.

Como muchos de vosotros sabréis, hoy es un día especial. Perdemos a uno de nuestros buques insignia. Hideo Kojima nos deja para buscar nuevos horizontes creativos.
Recuerdo casi como si fuera ayer aquella tarde, hace casi 30 años, cuando un mozalbete miope llamó a mi puerta pidiendo trabajo. Me enseñó los bosquejos de un ambicioso proyecto, ese juego de robots gigantes que todos adoráis. Me gustó tanto que lo puse a trabajar en un juego de pinguinos.
Ha llovido mucho desde entonces. Hideo ha demostrado un caudal de creatividad multidisciplinar sin igual en la industria de los videojuegos. ¿Qué hubiera sido de este mundo si a esa imaginación desbordante se le hubiera unido un poquito más de instinto comercial? Quién lo sabe. Quizá ahora no nos veríamos abocados a centrarnos en los juegos de móvil. Pero nadie puede negar a Hideo su innegable compromiso con la calidad, la narrativa y el avance de la industria sin preocuparse por los detalles más nimios como los presupuestos y los plazos.
He dicho que hoy es un día especial. Pero debería decir que es triste. Konami pierde a su hijo más querido. Pero él sabe que hay un hueco en el corazón de la empresa y en de todos nosotros. Nunca sabremos qué nos depara el futuro y si nuestros caminos se volverán a cruzar. Lo que sí sé es que si algún día Hideo Kojima desea volver a esta, su casa, puede estar seguro de que encontrará una ventana abierta especialmente para él.

Kagemasa Kozuki
CEO de Konami Holdings Corporation
La creatividad es lo que importa

kojimapordetras.mov

(Coaching de mongolos)

¡Arrrrtículos de coña!

11 comentarios

  1. Habéis vuelto. Hijos de puta.

  2. De no ser porque Kojima es más maricón que un palomo cojo casi juraría que eso fue exactamente lo que pasó.

    Gracias por las risas, se os echaba de menos.

    • yo creo K. se folla hasta a un suricato si lo pilla agachado cogiendo nueces...

  3. Estoy llorando de felicidad. Por arriba y por abajo.

    Os quiero.

  4. La única historia que emocionó a Spielberg.

  5. Classic Gamerah Style.

  6. Próximamente en los mejores cines.

  7. Maravilloso. Extraordinario. Inenarrable. Me he descojonado vivo.

  8. Hostia puta que grande Alcalde.. se echaba mucho de menos conocer los entresijos de la realidad en este mundillo..

  9. Me he cagado encima de gusto.

Responde a GARGAJOK Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *